Autofotos, tours prohibidos y otras maneras muy peligrosas de vivir experiencias al límite que pueden terminar de la peor forma

Destacado, Noticias y Tendencias

Foto: Diario Primera Línea

Acercarse demasiado al borde de un edificio alto o de un acantilado para tener la foto con la mejor vista; aventurarse en tours clandestinos por lugares de acceso restringido; tentar a la suerte exponiéndose frente a animales descontrolados… Y todo lejos de casa. Algunos turistas están dispuestos a cualquier cosa con tal de volver a su hogar con algo extraordinario para contar. El problema es cuando no sobreviven a estas experiencias extremas…

No hace falta entrar en zona de volcán en erupción o intentar volar con la fuerza de una turbina de avión para poner en riesgo la vida. Tan sólo se necesita un paisaje y un palo de selfie.

En la era de la inmediatez y de las redes sociales, registrar y compartir los viajes se ha transformado en una actividad más que desafiante. No basta con retratar una vista panorámica o sacar una buena foto si el autor no aparece en el cuadro.

Sucedió en el puente de Manhattan, en las ruinas de Machu Picchu, en los escalones del Taj Mahal, entre otros tantos. Según un relevamiento realizado por Priceonomics, un sitio web especializado en análisis de datos, desde 2014 hasta 2016, 49 personas perdieron la vida por tomarse un autorretrato. Según esta misma publicación, luego de estudiar archivos de noticias relacionados con muertes de este tipo, un tercio de las víctimas fallecieron por perder el equilibrio en lugares muy altos como edificios o acantilados.

El fenómeno ha llegado a tal nivel que varios países han tenido que prohibir las selfiesen ciertas locaciones. India ocupa el primer lugar de muertes relacionadas con las autofotos y, por eso, ha establecido 16 zonas alrededor de Bombay, la ciudad más poblada del país, en las que no se pueden tomar. Entre ellas: las estaciones de tren, los fuertes de Sion y Worli.

Rusia es otro de los países que debieron tomar cartas en el asunto. Si bien todavía no las ha prohibido, el presidente Vladimir Putin implementó la campaña Selfies Seguras, una guía con varias recomendaciones para hacer autorretratos sin riesgos. Entre las advertencias pueden destacarse las de evitar hacerlo en las vías del tren, treparse a techos o posar con un arma o junto a un animal salvaje.

Otros post relacionados que te pueden interesar.

Aún no hay comentarios

Dejar una respuesta